GENTE CON UN GRAN CORAZÓN.

dilluns, 25 de juliol de 2011

Sentir.




Estas esperando el momento adecuado. Ni un segundo antes ni un segundo despues. Ya sabes el resultado de ser impaciante, o peor, el resultado de ser perezoso.




La gente espera que salgas, que lo bordes y poder decir: "Ves esa chica? Es asi gracias a mi". Esperas no decepcionarles, ellos te han enseñado todo lo que sabes y de alguna manera tu eres el reflejo de su talento. Te obsesionas, con hacerlo bien. Solo existe el exito.




Ya es la hora. Corre. Corre con todas tus fuerzas porque si no ellos llegaran antes que tu. Ya estas dentro, ahora solo debes hacer aquellos que has echo cien veces. Ellos ya han empezado. Tu aun estas llegando al lugar exacto donde lucirte, donde obtener el exito que tanto ansias, que tanto ansian. Te levantas, lo haces pero cuando estas en tu momento recuerdas que esos pies no estan en su sitio, que esos brazos no estan lo suficiente erguidos. Y es en ese momento te caes, todo se cae. Tambien se caen los puntos y el orgullo de aquellos que te han enseñado. Lo que más temias ha pasado. Te preguntas que porque ha pasado. Lo has echo bien, has cuidado todos tus movimientos, has recordado todo lo que se debe recordar... Pero de nada ha servido. Entonces, mientras vuelves al sitio donde el exito deberia haber culminado en una buena pirueta, recuerdas la palabras de aquella persona que había triunfado en lo que tu ahora acabas de fracasar. "DEBES SABER QUE HACER EXACTAMENTE UNA VEZ DENTRO DEL AGUA, PERO CUANDO ESTES DENTROS SIENTE. SOLO SIENTE, PORQUE CUANDO NO TENGAS LOS PUNTOS QUE TE HAGAN GANADORA LO UNICO QUE TE QUEDARA SERA EL RECUERDO DE TU PIEL ERIZANDOSE AL SENTIR QUE LA OLA ESTA CERCA, DE ESA SONRISA QUE SE TE DIBUJA CUANDO LA ESTAS SURCANDO. Y ESO SOLO LO TENDRAS SI SIENTES." Esas palabras son las llamas que avivan tus ganas de volverlo a intentar. Remas con más fuerzas. Esperas atenta a que llegue la ola. Cuando llega te levantoas y haces aquello que te dijo. Sientes, solo sientes.


El timbre suena. Toca volver. Cuando llegas a la orilla recuerdas todo aquello que ha pasado dentro del agua. Aquellas olas, aquellos saltos. Los has sentido, lo has disfrutado.






Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada